Problemas con los envíos

En este articulo voy a exponer las diferentes problemáticas que nos encontramos con los envíos en el día a día, así como las 5 buenas prácticas que debemos hacer para evitar problemas.

Tanto si eres un cliente particular, como si eres el propietario de un e-commerce, seguro que te sonará alguna de las siguientes situaciones:

  • La empresa de transporte indica que ha entregado el envío, pero a mi no me ha llegado.
  • Estaba esperando en casa, no ha pasado el transportista y después he recibido un aviso de la empresa de transporte indicando que estaba ausente.
  • El pedido no llega, cuándo he llamado a la empresa de transporte indican que había acordado una fecha de entrega con ellos, pero eso no ha sido así.
  • El pedido ha llegado con desperfectos, pero ni la empresa de transporte quiere hacerse cargo, ni el vendedor tampoco. 
  • El pedido no llega, según la empresa de transporte se ha extraviado y no me dan una solución. 

Aunque hay muchas más situaciones, estas son las más comunes, las que nos suelen dar más quebraderos de cabeza.

A continuación te voy a explicar las cinco buenas prácticas que deberías seguir como cliente, y las cinco buenas practicas de envíos para ecommerce. Estoy seguro que aunque no solucionaran el 100% de los problemas, te ayudará a reducir los problemas al mínimo.

Las cinco buenas prácticas de envíos para consumidores

Sé que te puede resultar extraño que debas seguir buenas practicas, pero igual que tenemos derechos, también tenemos obligaciones. Sobre todo si queremos que lo hemos comprado nos llegue. Al final, solo tu eres el interesado.

  1. Antes de comprar, lee la política de envíos del ecommerce dónde vayas a realizar el pedido.
  2. Exige al vendedor que te facilite el nombre de la empresa de mensajería por la que ha enviado el producto y un número de seguimiento
  3. Realiza el seguimiento del envío, delante de alguna duda o anomalía, contacta con la empresa de transporte de forma inmediata.
  4. Cuando te llegue el pedido, el transportista debe esperar para que valides que te ha llegado correctamente, pero como ya sabemos que ningún transportista espera, indica en la hoja o pda «Sin revisar»
  5. Comprueba el pedido el mismo día,ya sea delante delante del transportista o después, de esta forma, en el caso de que haya algún desperfecto, podrás reclamar al vendedor para que la empresa de transporte se haga cargo o en el caso de la falta de algún producto, el mismo vendedor.  

Las cinco buenas prácticas de envíos para ecommerce

Para que las cosas salgan bien, hay que hacer las cosas bien, sigue estas cinco buenas prácticas para reducir considerablemente las incidencias con los envíos.

  1. Debes indicar el tiempo de entrega teniendo en cuenta el tiempo de preparación del paquete, más el tiempo que tarda la empresa en entregar el paquete. Por ejemplo, si como vendedor necesitas un día para preparar un pedido, y la empresa de transporte garantiza una entrega en 24 horas. El tiempo establecido debería ser de 48 horas. Mejor perder una venta, que ganar un cliente descontento. 
  2. Si quieres evitar quebradores de cabeza, es un requisito indispensable enviar por empresa de mensajería con un número de seguimiento y un acuse de recibo. Enviar por Correos sin número seguimiento por ahorrar unos pocos euros, debe ser algo del pasado. 
  3. Facilita la empresa de transporte, el número de seguimiento y como puede consultar el estado de su envío, desde el primer momento, al cliente.
  4. Contrata seguro para cada envío, o en el caso contrario estima una partida para cubrir gastos por desperfectos o envíos extraviados. Valora cuál es la mejor opción en tu caso, calcula cuánto te cuesta el seguro de cada envío y multiplica por todos los envíos que haces en un mes. Si el importe que pagas en seguros es mayor al importe correspondiente a un 2 % de la facturación mensual, entonces no te sale a cuenta contratar seguro. En este caso deberás reservar una partida del 2% de la facturación para que en caso de pérdida o rotura puedas asumir la sustitución. 
  5. Anota las indicaciones del cliente en la etiqueta, por ejemplo: que me lo entreguen por la tarde, que me llamen antes de entregar.

¿Y a tí, que te ha ocurrido? Cuéntanos tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *